Los cursos relativos a la obtención de tarjetas profesionales (TPC) no pueden subvencionarse con los Permisos Individuales de Formación (PIF).

Os indicamos la información publicada en la web de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo al respecto.

La Reforma Laboral de 2012 así como la Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de febrero de 2013 han supuesto la modificación del criterio hasta ahora aplicado a los cursos relativos al certificado de aptitud profesional (CAP) en el sector del transporte de viajeros por carretera o urbanos, en relación a su solicitud y disfrute como permisos individuales de formación.

La sentencia del Tribunal Supremo establece que determinada formación se constituye como un deber para el empresario a fin de garantizar que el trabajador pueda desempeñar su ocupación, encuadrándose entonces no en el ámbito individual del trabajador, esto es, no está destinada a favorecer el desarrollo profesional y personal del trabajador al margen de la empresa, sino que se encuadra dentro del contrato de trabajo, pues se le exige una formación que incide directamente sobre su actividad.

El Estatuto de los Trabajadores, en sus artículos 4.2,b) y 23.1, d) modificados con la reforma laboral de 2012, establece como un derecho del trabajador y consecuentemente, como una obligación de la empresa, la formación profesional dirigida a la adaptación de las modificaciones operadas en el puesto de trabajo.

En consecuencia, la formación establecida en los respectivos convenios colectivos (construcción, metal, madera y mueble) para la obtención de las tarjetas profesionales indicadas, no puede ser solicitada como permiso individual de formación en los casos en los que esta formación incida directamente en la actividad que desempeña el trabajador en su puesto.

Por tal motivo, no se admitirá, en los casos mencionados, la comunicación de Permisos relativos a Certificados de Aptitud Profesional (CAP).

No obstante, estos cursos podrán incluirse en el ámbito de las acciones formativas de demanda que las empresas destinen a sus trabajadores y que sean susceptibles de ser bonificadas.

 

Publicado en Cursos Subvencionados

Los cursos relativos a Certificados de Aptitud Profesional (CAP) no pueden subvencionarse con los Permisos Individuales de Formación (PIF).

Os indicamos la información publicada en la web de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo al respecto.

La Reforma Laboral de 2012 así como la Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de febrero de 2013 han supuesto la modificación del criterio hasta ahora aplicado a los cursos relativos al certificado de aptitud profesional (CAP) en el sector del transporte de viajeros por carretera o urbanos, en relación a su solicitud y disfrute como permisos individuales de formación.

La sentencia del Tribunal Supremo establece que determinada formación se constituye como un deber para el empresario a fin de garantizar que el trabajador pueda desempeñar su ocupación, encuadrándose entonces no en el ámbito individual del trabajador, esto es, no está destinada a favorecer el desarrollo profesional y personal del trabajador al margen de la empresa, sino que se encuadra dentro del contrato de trabajo, pues se le exige una formación que incide directamente sobre su actividad.

El Estatuto de los Trabajadores, en sus artículos 4.2,b) y 23.1, d) modificados con la reforma laboral de 2012, establece como un derecho del trabajador y consecuentemente, como una obligación de la empresa, la formación profesional dirigida a la adaptación de las modificaciones operadas en el puesto de trabajo.

En consecuencia, los Certificados de Aptitud Profesional para la conducción de vehículos de transporte de viajeros por carretera y urbanos, que permiten adquirir los conocimientos necesarios para el ejercicio de la citada función de conducción, no pueden ser solicitados como permiso individual de formación en los casos en los que esta formación incida directamente en la actividad que desempeña el trabajador en su puesto.

Por tal motivo, no se admitirá, en los casos mencionados, la comunicación de Permisos relativos a Certificados de Aptitud Profesional (CAP). No obstante, estos cursos podrán incluirse en el ámbito de las acciones formativas de demanda que las empresas destinen a sus trabajadores y que sean susceptibles de ser bonificadas.

Publicado en Cursos Subvencionados